Trevelez constituye un municipio con lugares de enorme interés cultural, arquitectónico y paisajístico. Cuenta con la iglesia parroquial de San Benito del siglo XVIII, reformada tras la Guerra Civil, en la que existen imágenes de gran valor y con la Ermita de San Antonio, en la que se encuentran las imágenes de La Virgen de las Nieves y de San Antonio.

El municipio es ideal para realizar paseos y visitar sus fuentes-lavadero tradicionales o sus eras en las que se reúnen tradición y mirador natural. Igualmente se pueden recorrer los márgenes del río que se aprovechan para pescar y nadar en verano y los alrededores, en los que conocer el Molino Altero y la Acequia de Cástaras.

-Era mirador de Trevélez
-Era medieval del Barrio Alto
-Era de la Cruz

Por su ubicación es la puerta a un gran número de excursiones a Sierra Nevada. Sus principales sendas destinadas a ascensiones importantes son las que llevan a Siete Lagunas, Mulhacén, al pico Peñabón y Piedra Ventana entre otras.

Tradición y modernidad: industria cárnica y moderna hostelería junto a actividades tradicionales conforman el paisaje del pueblo. Un Barrio Medieval (el Barrio Alto), junto al Medio y Bajo, donde impera la hostelería y la industria conforman un paisaje único propio de la arquitectura alpujarreña.

Son muchos los atractivos que hacen de Trevélez un lugar único para visitar y descubrir.

-Fuente-lavadero tradicionales
-Fuente del Barrio Alto
- Fuente de San Antonio Fuente en c/ Horno

 
 
 
 
 
 
Ermita de
San Antonio
 
Iglesia Parroquial de San Benito
 
Molino Altero